Publicidad para expresar un subidón

 

He aquí dos anuncios aparentemente diferentes: el primero habla de «la poción mágica de Asterix» y el segundo… ¡Ups, qué casualidad! habla de lo mismo. Ahora bien, el primero ha tenido que ser producido a un alevado coste; mientras que el segundo ha podido tener un efecto similar, ahorrando en medios y pudiéndolo repetir hasta la saciedad. El mensaje, en esencia es el mismo: «Te va a dar un subidón tras beber la poción mágica, te sentirás capaz de cosas inimaginables».
Mi opinión es que no existe bebida milagrosa, ni siquiera el bálsamo de fierabrás del hidalgo Don Quijote de la Mancha.